Itinerario ideal para recorrer Europa en dos semanas

Europa es un continente lleno de historia, cultura y paisajes increíbles. Cada país tiene su encanto y su riqueza única que vale la pena explorar. Sin embargo, con tantos destinos y opciones, puede resultar abrumador planificar un viaje por Europa. Te presentaremos un itinerario ideal para recorrer algunos de los lugares más emblemáticos del continente en dos semanas.

En este itinerario de dos semanas, visitaremos ciudades como París, Roma, Ámsterdam y Barcelona, entre otras. También descubriremos pintorescos pueblos, disfrutaremos de la deliciosa comida local y nos maravillaremos con los impresionantes paisajes naturales que Europa tiene para ofrecer. Además, te daremos algunos consejos para aprovechar al máximo tu tiempo y presupuesto durante este viaje inolvidable.

Planifica tu itinerario con antelación

Mapa de Europa

Europa es un continente lleno de encanto y diversidad, por lo que planificar un itinerario para recorrerlo en tan solo dos semanas puede parecer una tarea abrumadora. Sin embargo, con una buena organización y priorizando los destinos que más te interesen, es posible disfrutar de una experiencia inolvidable.

1. Elige tus destinos principales

Lo primero que debes hacer es seleccionar los destinos principales que quieres visitar durante tu viaje. Ten en cuenta tus intereses personales y las ciudades o países que siempre has querido conocer. Algunas opciones populares podrían ser París, Roma, Barcelona, Ámsterdam, Berlín y Praga.

2. Distribuye tu tiempo

Una vez que hayas decidido qué ciudades visitar, es importante distribuir tu tiempo de manera equitativa. Recuerda que solo dispones de dos semanas, por lo que deberás decidir cuántos días pasarás en cada lugar. Ten en cuenta el tiempo que necesitarás para desplazarte de un destino a otro.

3. Prioriza tus actividades

Investiga las atracciones turísticas más importantes de cada ciudad y elige aquellas que más te interesen. No olvides dejar un tiempo libre en tu itinerario para simplemente pasear y disfrutar de la cultura local. Recuerda que no es posible ver todo en tan poco tiempo, así que prioriza tus actividades y no te agobies por no visitar todos los lugares turísticos.

4. Organiza tus desplazamientos

Para optimizar tu tiempo, es recomendable utilizar el transporte público o alquilar un coche para desplazarte entre ciudades. Investiga las opciones de trenes, autobuses o vuelos que te permitan moverte de manera eficiente. No olvides tener en cuenta los horarios y la duración de los trayectos para poder ajustar tu itinerario.

5. Busca alojamiento con antelación

Es importante reservar tu alojamiento con antelación para asegurarte de tener un lugar donde quedarte en cada ciudad. Investiga las diferentes opciones de hoteles, hostales o apartamentos y elige aquellos que se adapten a tus necesidades y presupuesto. Recuerda que en algunas ciudades los alojamientos suelen llenarse rápidamente, especialmente en temporada alta.

6. No te olvides de los detalles prácticos

Antes de partir, asegúrate de tener todos los documentos de viaje necesarios, como pasaporte y visados. Además, infórmate sobre el clima de cada destino para poder hacer una maleta adecuada. No olvides llevar una guía de viaje o descargar aplicaciones útiles que te ayuden a moverte por las ciudades y encontrar lugares de interés.

Siguiendo estos consejos, podrás planificar un itinerario ideal para recorrer Europa en dos semanas y disfrutar al máximo de tu viaje. ¡Prepárate para vivir una aventura inolvidable!

Elige las ciudades principales que deseas visitar

Mapa europeo con ciudades destacadas

En tu itinerario de dos semanas por Europa, es importante elegir cuidadosamente las ciudades principales que deseas visitar. Recuerda que el tiempo es limitado y querrás aprovechar al máximo cada destino.

Aquí te presento una lista de algunas de las ciudades más populares y fascinantes de Europa:

1. París, Francia

París, la ciudad del amor y la luz, es un destino imprescindible en cualquier itinerario por Europa. No te pierdas la Torre Eiffel, el Louvre y el encanto de Montmartre.

2. Roma, Italia

Roma, la Ciudad Eterna, te cautivará con su historia, su arquitectura y su deliciosa gastronomía. Visita el Coliseo, el Vaticano y la Fontana di Trevi.

3. Barcelona, España

Barcelona te sorprenderá con su arquitectura modernista, sus playas y su ambiente vibrante. No te pierdas la Sagrada Familia, el Parque Güell y Las Ramblas.

4. Berlín, Alemania

Berlín, una ciudad llena de historia y contrastes. Explora el Muro de Berlín, el Reichstag y el Checkpoint Charlie.

5. Ámsterdam, Países Bajos

Ámsterdam te enamorará con sus canales, sus bicicletas y su ambiente relajado. Visita el Museo Van Gogh, el Barrio Rojo y los famosos coffeeshops.

Recuerda que esta es solo una pequeña muestra de las muchas ciudades fascinantes que Europa tiene para ofrecer. Elige las que más te llamen la atención y crea tu propio itinerario personalizado.

¡Disfruta de tu aventura europea!

Prioriza los lugares que más te interesen

Si tienes solo dos semanas para recorrer Europa, es importante que priorices los lugares que más te interesen visitar. Europa ofrece una amplia variedad de destinos y atracciones, por lo que es importante que elijas aquellos que más se ajusten a tus gustos y preferencias.

Divide tu tiempo equitativamente entre ciudades y destinos naturales

Si estás planeando un viaje por Europa y solo tienes dos semanas, es importante que puedas aprovechar al máximo tu tiempo. Una forma de hacerlo es dividir tu itinerario de manera equitativa entre ciudades y destinos naturales.

Europa es conocida por sus increíbles ciudades, llenas de historia, cultura y arquitectura impresionante. Sin embargo, también ofrece una gran variedad de paisajes naturales que no debes perderte. Desde montañas imponentes hasta lagos cristalinos, hay muchas opciones para aquellos que buscan una experiencia más tranquila y en contacto con la naturaleza.

Una buena opción es dedicar la primera semana de tu viaje a visitar algunas de las ciudades más emblemáticas de Europa. Puedes empezar por París, la ciudad del amor, donde podrás admirar la Torre Eiffel, pasear por los Campos Elíseos y visitar el Louvre. Luego, puedes continuar hacia Ámsterdam, famosa por sus canales y su animada vida nocturna. No olvides visitar el Museo Van Gogh y dar un paseo en bicicleta por la ciudad.

Otra parada obligatoria es Berlín, una ciudad llena de historia y cultura. Aquí podrás visitar el Muro de Berlín, el Reichstag y el Museo de Pérgamo. Finalmente, puedes terminar tu semana en Roma, la ciudad eterna, donde podrás maravillarte con el Coliseo, el Vaticano y la Fontana di Trevi.

Después de explorar las ciudades, es hora de sumergirse en la belleza natural de Europa. Puedes dedicar la segunda semana de tu viaje a visitar algunos destinos naturales impresionantes. Un lugar que no puedes perderte es los Alpes suizos, donde podrás disfrutar de impresionantes paisajes montañosos y practicar deportes de invierno.

Otro destino natural que debes visitar es la Costa Amalfitana en Italia. Aquí podrás relajarte en hermosas playas y disfrutar de las vistas panorámicas de los acantilados. También puedes explorar los hermosos lagos de Finlandia, como el Lago Saimaa, y disfrutar de actividades al aire libre como el senderismo y la pesca.

Recuerda que este es solo un itinerario sugerido y que puedes adaptarlo según tus preferencias. Lo importante es disfrutar al máximo tu viaje y aprovechar al máximo el tiempo que tienes. ¡Buena suerte y buen viaje!

Investiga y reserva tus alojamientos con anticipación

Reservaciones de alojamiento anticipadas

Planificar y reservar tus alojamientos con anticipación es clave para aprovechar al máximo tu itinerario de dos semanas por Europa. Asegúrate de investigar diferentes opciones de hospedaje, ya sea hoteles, hostales o apartamentos, y comparar precios y ubicaciones.

Una manera conveniente de hacerlo es utilizando sitios web de reservas como Booking.com o Airbnb, donde podrás encontrar una amplia variedad de opciones y leer las opiniones de otros viajeros. Recuerda que los alojamientos céntricos suelen ser más costosos, pero también te permitirán ahorrar tiempo y dinero en transporte.

Además, considera la posibilidad de reservar alojamientos con cancelación gratuita. Esto te dará flexibilidad en caso de que necesites ajustar tu itinerario en el último momento.

Una vez que hayas seleccionado tus alojamientos, no olvides hacer las reservas lo antes posible, especialmente si viajas en temporada alta. Esto te asegurará disponibilidad y evitará sorpresas desagradables al llegar a tu destino.

Utiliza el transporte público para moverte entre ciudades

Si estás planeando un viaje por Europa y tienes un tiempo limitado, es importante optimizar tus desplazamientos entre ciudades. Una excelente opción es utilizar el transporte público, ya que es eficiente, económico y te permitirá recorrer múltiples destinos sin perder tiempo en traslados innecesarios.

1. Tren

El tren es una de las opciones más populares y cómodas para moverse por Europa. La red de trenes es extensa y bien conectada, lo que te permitirá llegar a la mayoría de las ciudades principales. Además, los trenes son rápidos y ofrecen vistas panorámicas increíbles durante el recorrido.

2. Autobús

El autobús es otra alternativa económica para desplazarte entre ciudades. Hay varias compañías de autobuses que ofrecen rutas internacionales, con horarios flexibles y precios competitivos. Sin embargo, ten en cuenta que los trayectos en autobús suelen ser más largos que en tren.

3. Avión

Si quieres ahorrar tiempo y recorrer distancias largas, el avión puede ser la mejor opción. Europa cuenta con una amplia oferta de aerolíneas de bajo coste que ofrecen vuelos internos a precios muy accesibles. Sin embargo, debes tener en cuenta los costes adicionales, como el traslado al aeropuerto y las restricciones de equipaje.

4. Ferry

Si tu itinerario incluye destinos costeros o islas, el ferry puede ser una opción interesante. Hay numerosas rutas de ferry en Europa, que te permitirán disfrutar de hermosos paisajes marinos durante el trayecto. Además, algunos ferris ofrecen servicios de entretenimiento a bordo, como restaurantes y tiendas libres de impuestos.

Recuerda que antes de viajar, debes investigar y planificar tus desplazamientos con anticipación. Compara precios, horarios y duración de los trayectos para elegir la opción que mejor se adapte a tus necesidades y presupuesto. ¡Así podrás aprovechar al máximo tu tiempo y disfrutar de un viaje inolvidable por Europa!

Aprovecha los trenes de alta velocidad para ahorrar tiempo

Si estás planeando un viaje por Europa y tienes un tiempo limitado, una excelente opción es aprovechar los trenes de alta velocidad. Estos trenes te permitirán desplazarte rápidamente entre ciudades, ahorrando tiempo y maximizando tu experiencia de viaje.

Para comenzar tu itinerario, te recomendamos iniciar en la hermosa ciudad de Barcelona, en España. Desde allí, puedes tomar un tren de alta velocidad hacia París, en Francia. En París, no te pierdas la oportunidad de visitar la icónica Torre Eiffel y el impresionante Museo del Louvre.

Después de París, dirígete hacia Ámsterdam, en los Países Bajos. Esta ciudad te cautivará con sus encantadores canales y su rica historia. Aprovecha para visitar el Museo Van Gogh y dar un paseo en bicicleta por sus calles.

Continúa tu viaje hacia Berlín, en Alemania. Aquí encontrarás una mezcla perfecta entre historia y modernidad. Visita el Muro de Berlín y el impresionante Reichstag.

Desde Berlín, toma un tren hacia Praga, en la República Checa. Esta ciudad te sorprenderá con su arquitectura gótica y su encanto medieval. No te pierdas el famoso Puente de Carlos y el Castillo de Praga.

Después de Praga, es hora de dirigirte hacia Vienna, en Austria. Aquí podrás disfrutar de la música clásica y la elegancia de la ciudad. Visita el Palacio de Schönbrunn y el Museo de Historia del Arte.

Finalmente, termina tu itinerario en Roma, Italia. Aquí podrás sumergirte en la historia antigua y visitar el Coliseo, el Vaticano y la Fontana di Trevi.

Recuerda que este itinerario es solo una sugerencia y puedes adaptarlo según tus preferencias. ¡Disfruta de tu viaje por Europa!

No te preocupes por visitar todos los países, es mejor disfrutar más tiempo en menos lugares

Si estás planeando un viaje a Europa y tienes solo dos semanas, es importante tener en cuenta que no podrás visitar todos los países del continente en ese tiempo. En lugar de eso, es mejor enfocarte en disfrutar más tiempo en menos lugares, para realmente sumergirte en la cultura y disfrutar de cada destino.

Dedica tiempo a explorar cada ciudad a fondo

Ciudades europeas impresionantes

Para aprovechar al máximo tu viaje por Europa en dos semanas, es importante que dediques tiempo suficiente a explorar cada ciudad que visites. Aunque puede ser tentador querer verlo todo en poco tiempo, esto solo te dejará con una visión superficial de cada lugar y te dejará con ganas de más.

En lugar de eso, te recomiendo que elijas de 3 a 4 ciudades principales para visitar durante tu itinerario de dos semanas. De esta manera, podrás sumergirte en la cultura y la historia de cada lugar, y realmente conocerlo a fondo.

Planifica tu itinerario con antelación

Una vez que hayas decidido qué ciudades visitar, es importante que planifiques tu itinerario con antelación. Esto te ayudará a optimizar tu tiempo y asegurarte de que puedas visitar todos los lugares que te interesan.

Empieza por hacer una lista de los principales puntos de interés de cada ciudad que deseas visitar. Luego, investiga cuánto tiempo necesitarás en cada lugar y cómo puedes combinarlos de la manera más eficiente.

También es importante tener en cuenta el tiempo de viaje entre cada ciudad. Puedes utilizar trenes o aviones para desplazarte, dependiendo de la distancia y tu presupuesto.

No te olvides de los pequeños pueblos

Si bien las grandes ciudades europeas son impresionantes, no te olvides de incluir algunos pequeños pueblos en tu itinerario. Estos lugares más pintorescos te darán una perspectiva diferente de la vida europea y te permitirán experimentar la belleza de la campiña.

Investiga y elige algunos pueblos que sean accesibles desde las ciudades principales que visitarás. Puedes hacer excursiones de un día o incluso pasar una noche en estos lugares para disfrutar de su encanto.

Mantén un equilibrio entre las visitas turísticas y el tiempo libre

Si bien es emocionante visitar todos los lugares emblemáticos de cada ciudad, también es importante que te tomes tiempo para relajarte y disfrutar de la experiencia. No te agobies tratando de verlo todo en poco tiempo.

Reserva tiempo en tu itinerario para simplemente pasear por las calles, sentarte en un café y disfrutar de la vida local. Esto te permitirá sumergirte realmente en la cultura y disfrutar de la experiencia de viajar por Europa.

Recuerda que este itinerario es solo una guía y puedes adaptarlo según tus preferencias y tiempo disponible. Lo más importante es disfrutar del viaje y crear recuerdos inolvidables.

No te olvides de incluir tiempo para descansar y relajarte

Si bien es emocionante explorar Europa y aprovechar al máximo tu tiempo, es importante recordar que también necesitas descansar y relajarte durante tu viaje. Puedes incluir días de descanso en tu itinerario para recargar energías y disfrutar de la cultura local sin prisas.

Prueba la comida local en cada destino que visites

Comida local en Europa

Una de las mejores formas de sumergirte en la cultura de cada destino que visites en Europa es a través de su comida. Asegúrate de probar platos típicos y especialidades locales en cada lugar que vayas. Desde la pasta en Italia, el croissant en Francia, la paella en España hasta el fish and chips en Inglaterra, cada país tiene su propia gastronomía única y deliciosa.

No te pierdas los lugares famosos, pero también explora los rincones menos conocidos

Europa es un continente lleno de historia, cultura y belleza. Si tienes la suerte de tener dos semanas para recorrer algunos de los destinos más destacados de Europa, aquí te presentamos un itinerario ideal para que no te pierdas lo más famoso, pero también puedas explorar los rincones menos conocidos.

Día 1-3: París, Francia

Comienza tu aventura en la Ciudad de la Luz. Visita la icónica Torre Eiffel, pasea por los Campos Elíseos y admira la belleza del Museo del Louvre. No te olvides de explorar los encantadores barrios de Montmartre y Le Marais, donde encontrarás calles llenas de arte y cafés pintorescos.

Día 4-6: Roma, Italia

Continúa hacia el sur y sumérgete en la historia antigua de Roma. Visita el Coliseo, el Foro Romano y el Vaticano, donde podrás admirar la majestuosidad de la Basílica de San Pedro y los frescos de la Capilla Sixtina. No te pierdas la oportunidad de probar la deliciosa comida italiana en los pintorescos restaurantes de Trastevere.

Día 7-9: Ámsterdam, Países Bajos

Dirígete hacia el norte y disfruta de la belleza de los canales de Ámsterdam. Explora el famoso Museo Van Gogh y el Rijksmuseum, donde encontrarás obras maestras de artistas como Rembrandt y Vermeer. No te olvides de dar un paseo en bicicleta por la ciudad y descubrir los encantadores mercados y cafés.

Día 10-12: Praga, República Checa

Continúa hacia el este y descubre la mágica ciudad de Praga. Pasea por el Puente de Carlos y admira las vistas del Castillo de Praga. No te pierdas el famoso Reloj Astronómico y disfruta de la deliciosa cerveza checa en los acogedores bares de la ciudad.

Día 13-14: Barcelona, España

Termina tu viaje en la vibrante ciudad de Barcelona. Visita la famosa Sagrada Familia y pasea por las Ramblas, donde encontrarás tiendas, restaurantes y artistas callejeros. No te olvides de disfrutar de la deliciosa comida catalana y de relajarte en las hermosas playas de la ciudad.

Recuerda que este itinerario es solo una guía y puedes adaptarlo según tus preferencias y el tiempo que tengas disponible. Europa tiene mucho que ofrecer, ¡así que disfruta de tu aventura y descubre todos los tesoros que este continente tiene para ti!

Haz una lista de los lugares que realmente no quieres perderte

Antes de iniciar tu aventura por Europa, es importante que hagas una lista de los lugares que realmente no quieres perderte. Europa es un continente lleno de historia, cultura y paisajes impresionantes, por lo que es posible que haya muchos destinos que te interesen visitar.

Para facilitarte la tarea, te recomiendo hacer una lista de al menos 10 lugares que te llamen la atención. Puedes investigar en internet, leer guías de viaje o preguntarle a amigos que hayan visitado Europa anteriormente para obtener recomendaciones.

Una vez que tengas tu lista, puedes ordenar los destinos por orden de preferencia. Esto te ayudará a organizar mejor tu itinerario y aprovechar al máximo tu tiempo en Europa.

Divide tu tiempo de manera equitativa

Con solo dos semanas para recorrer Europa, es importante que distribuyas tu tiempo de manera equitativa entre los diferentes destinos que hayas seleccionado. De esta manera, podrás visitar la mayor cantidad de lugares posibles sin sentirte apresurado.

Una buena opción es dividir tu tiempo en dos partes iguales. Por ejemplo, puedes pasar la primera semana visitando algunos destinos del norte de Europa, como Londres, París y Ámsterdam. Luego, puedes pasar la segunda semana explorando destinos del sur de Europa, como Roma, Barcelona y Atenas.

Recuerda que esto es solo una sugerencia y puedes ajustarla según tus preferencias y los lugares que hayas seleccionado en tu lista.

Organiza tus actividades por día

Una vez que hayas definido los destinos que visitarás y la cantidad de tiempo que dedicarás a cada uno, es hora de organizar tus actividades por día. Esto te ayudará a tener un plan claro y evitará que pierdas tiempo pensando qué hacer cada día.

Te recomiendo hacer una lista de las atracciones turísticas que deseas visitar en cada destino y asignarles un día específico. Por ejemplo, puedes dedicar un día completo para visitar el Louvre en París o el Coliseo en Roma.

También es importante dejar tiempo libre en tu itinerario para explorar los lugares a tu propio ritmo y disfrutar de la cultura local. Recuerda que el objetivo principal de tu viaje es disfrutar y tener una experiencia única en cada destino.

No olvides descansar

Por último, pero no menos importante, recuerda incluir tiempo para descansar en tu itinerario. Viajar por Europa puede ser agotador, especialmente si tienes un itinerario apretado.

Intenta incluir días libres en los que no tengas actividades planificadas. Esto te permitirá relajarte, recargar energías y explorar los lugares a tu propio ritmo. Además, también puedes aprovechar estos días para conocer los alrededores de los destinos principales y descubrir rincones menos turísticos.

Recuerda que tu itinerario ideal para recorrer Europa en dos semanas debe ser flexible y adaptarse a tus necesidades. No te preocupes si no puedes visitar todos los destinos que habías planeado, lo importante es disfrutar de cada momento y vivir una experiencia inolvidable en el viejo continente.

Sé flexible y dispuesto a cambiar tu itinerario si es necesario

Es importante ser flexible y estar dispuesto a adaptar tu itinerario de viaje en Europa si es necesario. A veces surgen imprevistos o descubres nuevos lugares que deseas visitar, por lo que es esencial estar abierto a realizar cambios en tu planificación.

Disfruta cada momento y toma muchas fotos para recordar tu viaje

Fotografías de hermosos lugares europeos

Europa es un continente lleno de historia, cultura y belleza. Si tienes la suerte de poder recorrerlo en dos semanas, es importante planificar tu itinerario de manera eficiente para aprovechar al máximo tu tiempo. Aquí te presentamos un itinerario ideal para que puedas disfrutar de los destinos más destacados de Europa en este tiempo limitado.

Día 1-3: París, Francia

Comienza tu viaje en la ciudad del amor, París. Dedica los primeros tres días a explorar los icónicos lugares como la Torre Eiffel, el Louvre y el Arco del Triunfo. Pasea por los encantadores barrios de Montmartre y Le Marais, y no olvides disfrutar de una cena romántica en uno de los restaurantes locales.

Día 4-5: Ámsterdam, Países Bajos

Después de París, toma un tren hacia Ámsterdam. Esta ciudad única te cautivará con sus canales, bicicletas y arte. Visita el Museo Van Gogh, pasea por el Barrio Rojo y disfruta de un paseo en barco por los canales. No te olvides de probar los famosos stroopwafels y las papas fritas holandesas.

Día 6-8: Berlín, Alemania

Sigue tu viaje hacia Berlín, una ciudad llena de historia y vibrante cultura. Visita el Muro de Berlín, el Reichstag y el Checkpoint Charlie. Explora los diversos barrios como Mitte y Kreuzberg, y disfruta de la animada vida nocturna de la ciudad. No te pierdas la oportunidad de probar la auténtica comida alemana, como las salchichas y la cerveza.

Día 9-10: Roma, Italia

Después de Alemania, dirígete hacia la cuna de la civilización occidental: Roma. Explora el Coliseo, el Vaticano y la Fontana di Trevi. No te olvides de probar la deliciosa pasta y pizza italiana en los auténticos restaurantes locales. Aprovecha también para disfrutar de un gelato mientras paseas por las encantadoras calles de la ciudad.

Día 11-12: Atenas, Grecia

Continúa tu recorrido hacia Atenas, la ciudad que vio nacer la democracia. Visita la Acrópolis, el Partenón y el Ágora Antigua. Disfruta de la auténtica cocina griega, como la moussaka y los souvlakis. No te pierdas la oportunidad de disfrutar de una puesta de sol en el Cabo Sounion.

Día 13-14: Barcelona, España

Termina tu viaje en la vibrante ciudad de Barcelona. Explora la arquitectura única de Gaudí en la Sagrada Familia y el Parque Güell. Disfruta de la playa y del animado ambiente en el Barrio Gótico. No te olvides de probar las tapas y la paella en los auténticos bares y restaurantes.

Recuerda que este itinerario es solo una sugerencia y puedes adaptarlo según tus preferencias. Disfruta cada momento, toma muchas fotos y crea recuerdos inolvidables de tu viaje por Europa.

Preguntas frecuentes

1. ¿Cuál es el mejor momento para visitar Europa?

El mejor momento para visitar Europa es durante la primavera (abril a junio) y el otoño (septiembre a octubre), cuando el clima es agradable y hay menos turistas.

2. ¿Cuántos países puedo visitar en dos semanas?

En dos semanas, es recomendable visitar entre 3 y 4 países para poder disfrutar de cada lugar sin prisas.

3. ¿Cuáles son los destinos imprescindibles en un itinerario por Europa?

Algunos destinos imprescindibles son París, Roma, Ámsterdam, Barcelona y Praga, pero depende de tus intereses y gustos personales.

4. ¿Cómo puedo moverme entre los países?

Una buena opción es viajar en tren, ya que es cómodo y te permite disfrutar de los paisajes. También puedes considerar vuelos internos o alquilar un coche si prefieres mayor flexibilidad.

Deja un comentario