10 consejos para sobrevivir a un vuelo largo y llegar fresco

Los vuelos largos pueden ser agotadores y desgastantes para nuestro cuerpo y mente. Pasar horas en un avión, con poco espacio para moverse y sin poder descansar adecuadamente, puede hacer que lleguemos a nuestro destino sintiéndonos cansados y agotados. Sin embargo, con algunos consejos y trucos, es posible sobrevivir a un vuelo largo y llegar fresco y listo para disfrutar de nuestras vacaciones o enfrentar nuestras responsabilidades.

Te daremos 10 consejos para hacer más llevadero un vuelo largo. Hablaremos de cómo aprovechar al máximo el tiempo en el avión, cómo cuidar de nuestro cuerpo y mente durante el vuelo, y cómo prepararnos antes y después del viaje para minimizar los efectos negativos de un vuelo largo. Sigue leyendo para descubrir cómo puedes llegar a tu destino sintiéndote fresco y renovado, incluso después de horas en el aire.

Escoge un asiento cerca del pasillo para poder estirar las piernas fácilmente

Asiento cerca del pasillo

Uno de los consejos más importantes para sobrevivir a un vuelo largo es escoger un asiento cerca del pasillo. Esto te permitirá estirar las piernas fácilmente y evitar la sensación de estar atrapado durante horas en un espacio reducido.

Usa ropa cómoda y lleva una chaqueta o suéter por si hace frío en el avión

Ropa cómoda y chaqueta

Uno de los consejos más importantes para sobrevivir a un vuelo largo es usar ropa cómoda. Opta por prendas sueltas y suaves que te permitan moverte con facilidad. Además, es recomendable llevar una chaqueta o suéter, ya que la temperatura en el avión puede variar y es mejor estar preparado por si hace frío.

Mantente hidratado bebiendo suficiente agua durante todo el vuelo

Botella de agua

Uno de los consejos más importantes para sobrevivir a un vuelo largo y llegar fresco es mantenerse hidratado. Durante el vuelo, es fundamental beber suficiente agua para evitar la deshidratación y los efectos negativos que puede tener en nuestro cuerpo.

Para ello, es recomendable llevar una botella de agua vacía contigo en el avión y llenarla una vez que hayas pasado el control de seguridad. De esta manera, podrás tener agua a tu disposición durante todo el vuelo y no depender únicamente de las bebidas que te ofrezcan en el avión.

Recuerda que el aire en la cabina del avión tiende a ser seco, lo que puede contribuir a la deshidratación. Por eso, es importante beber agua regularmente, incluso si no tienes sed.

Además de beber agua, también es recomendable evitar el consumo excesivo de alcohol y cafeína durante el vuelo, ya que pueden contribuir a la deshidratación. Si deseas tomar alguna bebida alcohólica o con cafeína, intenta alternar con agua para mantener un buen nivel de hidratación.

Mantenerse hidratado durante un vuelo largo no solo te ayudará a sentirte más fresco al llegar a tu destino, sino que también puede prevenir algunos problemas de salud como la sequedad en la piel, los labios agrietados y la fatiga.

Evita el alcohol y la cafeína, ya que pueden deshidratarte y afectar tu sueño

Bebidas no recomendadas

1. Evita el alcohol y la cafeína, ya que pueden deshidratarte y afectar tu sueño

Si bien puede ser tentador disfrutar de una copa de vino o una taza de café durante tu vuelo largo, es mejor evitar el consumo de alcohol y cafeína. Estas sustancias pueden deshidratarte y afectar tu capacidad para dormir, lo que hará que te sientas cansado y desorientado al llegar a tu destino.

2. Hidrátate constantemente durante el vuelo

La falta de humedad en el aire de la cabina puede deshidratarte rápidamente. Asegúrate de beber suficiente agua durante todo el vuelo para mantener tu cuerpo hidratado. También puedes llevar contigo una botella de agua reutilizable para tener fácil acceso a líquidos.

3. Estira y mueve tu cuerpo regularmente

Estar sentado durante largos períodos de tiempo puede causar rigidez muscular y malestar. Levántate cada hora para estirar tus piernas y dar un paseo por el pasillo del avión. También puedes realizar ejercicios de estiramiento en tu asiento para mantener la circulación sanguínea y evitar la incomodidad.

4. Viste ropa cómoda y lleva capas adicionales

Opta por ropa suelta y cómoda que te permita moverte con facilidad. Además, recuerda que la temperatura en el avión puede variar, por lo que es recomendable llevar contigo una capa adicional de ropa para mantenerte abrigado si hace frío.

5. Usa tapones para los oídos y antifaz para los ojos

El ruido y la luz en el avión pueden dificultar el sueño. Lleva contigo tapones para los oídos y un antifaz para los ojos para bloquear estos estímulos y ayudarte a descansar mejor durante el vuelo.

6. Lleva contigo entretenimiento

Para hacer más llevadero el tiempo de vuelo, lleva contigo libros, revistas, películas o juegos en tu dispositivo electrónico. También puedes aprovechar para escuchar música o podcasts que te gusten. Esto te ayudará a pasar el tiempo y mantener tu mente distraída.

7. Descansa adecuadamente antes del vuelo

Intenta dormir lo suficiente la noche anterior al vuelo para estar descansado y tener más energía durante el viaje. Además, si planeas dormir durante el vuelo, lleva contigo una almohada de cuello y una manda para mayor comodidad.

8. Evita comidas pesadas antes y durante el vuelo

Consumir comidas pesadas antes y durante el vuelo puede causar malestar estomacal y dificultar la digestión. Opta por comidas ligeras y saludables que te proporcionen la energía necesaria sin hacerte sentir pesado.

9. Mantén una buena higiene personal

Lleva contigo toallitas húmedas, desodorante y cepillo de dientes para mantener una buena higiene personal durante el vuelo. Esto te ayudará a sentirte más fresco y cómodo a lo largo del viaje.

10. Relájate y disfruta del vuelo

Por último, trata de relajarte y disfrutar del vuelo. Aprovecha este tiempo para desconectar, leer, escuchar música o simplemente contemplar las vistas desde la ventana. Recuerda que el vuelo es parte de la experiencia de viaje y puede ser una oportunidad para relajarte y descansar.

Utiliza tapones para los oídos o audífonos con cancelación de ruido para bloquear el ruido del avión

Tapones para los oídos

Los vuelos largos pueden ser agotadores, especialmente cuando tienes que lidiar con el ruido constante del avión. Para evitar esto, es recomendable utilizar tapones para los oídos o audífonos con cancelación de ruido.

Estos dispositivos te permitirán bloquear el ruido del motor y los demás sonidos molestos, lo que te ayudará a descansar y relajarte durante el vuelo. Además, también te permitirán disfrutar de música o películas sin distracciones.

Si tienes problemas para conciliar el sueño en el avión, los tapones para los oídos o los audífonos con cancelación de ruido serán tu mejor aliado. Podrás aislar el ruido y crear un ambiente tranquilo y silencioso para descansar.

Recuerda llevar contigo estos dispositivos en tu equipaje de mano para tenerlos a mano durante todo el vuelo. ¡No te arrepentirás de utilizarlos!

Camina por el pasillo cada cierto tiempo para estirar las piernas y evitar la hinchazón

Pasillo del avión vacío

Uno de los consejos más importantes para sobrevivir a un vuelo largo es caminar por el pasillo cada cierto tiempo. Esto te ayudará a estirar las piernas y evitar la hinchazón que puede ocurrir debido a la falta de movimiento durante un vuelo prolongado.

Puedes aprovechar los momentos en los que el carrito de comida no esté bloqueando el pasillo y dar un breve paseo. Además, también puedes hacer algunos ejercicios simples de estiramiento en el lugar, como levantar los talones o doblar las rodillas, para mantener la circulación sanguínea activa.

Recuerda que estar sentado durante mucho tiempo puede aumentar el riesgo de trombosis venosa profunda, por lo que es esencial moverte regularmente para prevenir este problema de salud. Asimismo, al caminar por el pasillo, también podrás estirar la espalda y aliviar la tensión acumulada en esta área debido a la posición sedentaria durante el vuelo.

Siempre que sea posible, levántate y camina durante algunos minutos cada hora. Esto te ayudará a mantenerte fresco y activo durante todo el vuelo.

Lleva contigo una almohada de viaje o una manta para mayor comodidad

Si tienes planeado tomar un vuelo largo, una de las mejores formas de asegurar tu comodidad es llevando contigo una almohada de viaje o una manda. Estos accesorios te permitirán descansar y relajarte durante el vuelo, ayudándote a llegar fresco a tu destino.

Aprovecha el entretenimiento a bordo, como películas, música o juegos, para pasar el tiempo

Para hacer más llevadero un vuelo largo, es fundamental aprovechar al máximo el entretenimiento a bordo que ofrecen las aerolíneas. Ya sea que prefieras ver películas, escuchar música o jugar videojuegos, elige una opción que te guste y que te ayude a pasar el tiempo de manera amena.

La mayoría de las aerolíneas cuentan con una amplia selección de películas recientes, así como también con una variedad de géneros musicales para todos los gustos. Además, muchas ofrecen videojuegos que podrás disfrutar en la pantalla de tu asiento. No dudes en preguntar al personal de vuelo acerca de las opciones disponibles.

Recuerda llevar tus auriculares para poder disfrutar del contenido sin molestar a los demás pasajeros. Si no tienes unos propios, la aerolínea seguramente te proporcionará unos durante el vuelo.

Además, si prefieres llevar tu propio entretenimiento, asegúrate de cargar tu dispositivo electrónico con anticipación y llevar contigo auriculares o altavoces portátiles. De esta manera, podrás disfrutar de tu música, películas o juegos favoritos durante todo el vuelo.

Descansa y duerme lo suficiente antes del vuelo para llegar fresco y evitar la fatiga

Cama confortable y relajante

Descansa y duerme lo suficiente antes del vuelo para llegar fresco y evitar la fatiga

Uno de los consejos más importantes para sobrevivir a un vuelo largo es descansar y dormir lo suficiente antes de abordar el avión. Asegúrate de dormir las horas necesarias para que tu cuerpo y mente estén frescos y enérgicos para enfrentar el viaje.

La fatiga puede ser uno de los mayores enemigos durante un vuelo largo, ya que puede dificultar tu capacidad para disfrutar del viaje y adaptarte a los cambios de horario. Por eso, es fundamental que te asegures de descansar adecuadamente antes de embarcar.

Si tienes dificultades para conciliar el sueño antes del vuelo, puedes intentar algunas técnicas de relajación, como la meditación o la respiración profunda. También puedes evitar consumir cafeína o alimentos pesados antes de acostarte, ya que pueden dificultar el sueño.

Recuerda que un buen descanso previo al vuelo te ayudará a estar más alerta y reducirá el riesgo de padecer jet lag, lo cual te permitirá disfrutar mejor de tu destino una vez que aterrices.

Lleva contigo algunos snacks saludables para evitar comer en exceso las comidas del avión

Uno de los principales desafíos de viajar en avión es la comida que se ofrece a bordo. Muchas veces las opciones son limitadas y no muy saludables. Para evitar comer en exceso las comidas del avión, es una buena idea llevar contigo algunos snacks saludables.

Puedes optar por frutas frescas como manzanas, uvas o mandarinas, que son fáciles de transportar y no requieren refrigeración. También puedes llevar contigo frutos secos como almendras, nueces o pistachos, que son ricos en grasas saludables y te ayudarán a mantenerte saciado durante el vuelo.

Otra opción es llevar contigo alguna barra de cereales o granola, que son fáciles de transportar y te brindarán energía durante el vuelo. También puedes optar por snacks salados como palitos de zanahoria o apio, que son bajos en calorías y te ayudarán a evitar la tentación de comer las opciones poco saludables que se ofrecen a bordo.

Recuerda que es importante hidratarte durante el vuelo, así que no olvides llevar contigo una botella de agua vacía y llenarla una vez que hayas pasado el control de seguridad. De esta manera, podrás mantener tu cuerpo hidratado durante todo el viaje.

No te olvides de leer las etiquetas de los snacks que elijas y opta por aquellos que sean bajos en azúcar y grasas saturadas. Además, evita llevar contigo snacks que puedan romperse fácilmente o que puedan causar problemas con la seguridad del avión, como por ejemplo líquidos o alimentos en salsa.

Llevar contigo algunos snacks saludables te ayudará a evitar comer en exceso las comidas del avión y te permitirá llegar fresco a tu destino. Recuerda elegir opciones nutritivas y fáciles de transportar, y no olvides hidratarte adecuadamente durante el vuelo.

Preguntas frecuentes

1. ¿Qué puedo hacer para evitar el jet lag?

Intenta dormir y ajustarte al horario de tu destino durante el vuelo.

2. ¿Es recomendable llevar comida en el avión?

Sí, es una buena idea llevar snacks saludables para evitar la comida poco apetitosa del avión.

3. ¿Cuál es la mejor forma de mantenerse hidratado durante el vuelo?

Beber agua regularmente y evitar el consumo de alcohol y cafeína.

4. ¿Debería llevar algún entretenimiento durante el vuelo?

Sí, lleva libros, revistas, música o películas para hacer el tiempo más ameno.

Deja un comentario